• INICIO
  • EVENTOS
  • Exposiciones
  • Permanentes

Exposiciones permanentes

La colección permanente del Museo es mixta. Posee objetos de varias disciplinas artísticas y artesanales. La colección se divide en tres partes:

Pinturas originales y objetos diseñados por Gene Byron
Obra original de otros artistas
Mobiliario y homenaje de la casa

Pinturas
Obras de diversos autores, tanto Mexicanos como extranjeros. La mayoría de ellas, del periodo entre las décadas de los cincuentas y los ochentas del siglo XX.
 
Cobre – Latón – Hojalata
Con estos materiales se integra la mayor parte de la colección de piezas diseñadas por Gene Byron: lámparas, candelabros, ceniceros, porta-velas, marcos para espejo y otros. Actualmente se siguen reproduciendo los diseños originales.
 
Cerámica
La colección en piezas de cerámica incluye diseños de Gene Byron para vajillas y mosaicos. Las obras poseen doble importancia artística, ya que cuenta con la participación de Gorki González, importante ceramista guanajuatense reconocido internacionalmente por la elaboración de piezas en cerámica.
 
Madera
Las obras de madera pueden dividirse en dos categorías:
Diseños realizados por Gene Byron: bases de lamparas, diseños ornamentales para puertas, esculturas religiosas (a las cuales posteriormente se les aplicaba un tratamiento de deterioro) y otros.
La colección particular de muebles nacionales e internacionales del matrimonio Fernández-Byron.

Barro y Cantera
En la búsqueda de materiales aptos para la realización de sus diseños, Gene Byron inicialmente empleó el barro aplicado a candelabros y esculturas. Los diseños en cantera los usó como ornamento en interiores y exteriores, así como en esculturas.
Ella realizaba los diseños en papel, a escala 1:1 para que los elaboraran posteriormente artesanos guanajuatenses.
 
Muebles
Se exhiben muebles antiguos de madera. Adicionalmente pueden verse los diseños para herrería realizados por Gene Byron, específicamente para exteriores: como pasamanos y chapa de puertas; en conjunción con la cerámica. La elaboración estaba a cargo del personal del taller de herrería que existía en la misma ex-hacienda.